Archive | 13 octubre, 2011

Bemo

Ya los había visto y utilizado en Pattayá, esa playa tailandesa donde casi todo está permitido; cuando uno llega al paradero final del bus interprovincial que lleva a los turistas de Bangkok al paraíso del libertinaje, se encuentra con esas camionetas pequeñas que por unas cuantas monedas depositan al viajante cerca del lugar donde se encuentra su hotel.

Acá en Lombok son el medio de transporte a lo largo de la costanera. Siendo una isla relativamente pequeña y con altas montañas, Lombok está comunicada por una carretera que parece rodearla por completo. El “bemo” -que así les llaman) permite que la gente (los locales, que los turistas parecen preferir la independencia que dan las motos alquiladas) se traslade de una playa a otra con facilidad. Al parecer cobran según sea la distancia recorrida, porque cuando le preguntamos la tarifa a una de las señoras que viajaba con nosotros, lo primero que dijo fue “a dónde van” y, cuando le respondimos, soltó un “aaah” de ” acá cerca” y luego “cuesta dos mil” (que en rupias indonesias son unos veintidós centavos de dólar).

El de la foto no es el que nos transportó sino otro que andaba estacionado, cargando no sabemos qué y que resultó más fácil de capturar con la camará lentísima y básica de esta máquina desfalleciente.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: